PLASMA RICO EN PLAQUETAS

¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas?

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un producto biológico (proviene del propio organismo, de la sangre de una misma persona a la que se le aplica), autólogo (del propio paciente), no tóxico ni alergénico (al ser propio de cada paciente, es imposible que produzca ninguna reacción alérgica).

Se obtiene mediante un centrifugado de la sangre extraída del paciente disponiendo sus componentes – hematíes, leucocitos, plaquetas, proteínas- en distintas fracciones según el gradiente de su densidad. La cantidad de sangre extraída equivale a la de un análisis de sangre básico rutinario.

¿Cómo funciona y para qué sirve?

Las aplicaciones terapéuticas del PRP son muy diversas, desde hace años se utiliza en cirugía como coagulante, sellante y compactante de injertos óseos. En los últimos tiempos se sugieren nuevas terapias fundamentadas en el potencial pro regenerativo y anti inflamatorio de los “factores de crecimiento” que las plaquetas liberan cuando se activa la coagulación.

Posee, pues, efectos antiinflamatorios, analgésicos y/o pro regenerativos allí donde el PRP es infiltrado, ya sea en articulaciones artrósicas, afecciones tendinosas u otras lesiones musculoesqueléticas (osteocondritis, infarto óseo/osteonecrosis,…).

La eficacia del PRP depende en gran medida de los métodos que se siguen en su preparación y forma de aplicación. Nuestro PRP obtiene excelentes resultados aplicando el PRP aleucocitario, concepto descrito por el Dr. Eduardo Anítua. Ofrece un alto nivel de seguridad siempre que la preparación se realice en las condiciones adecuadas a la estricta normativa que rige este tipo de procedimientos, y que así garantizamos.

 

¿Cuáles y qué factores de crecimiento me producirán un alivio de mis dolores?

En general se introducirán en la articulación o tendón, mediante el PRP obtenido, distintos factores de señalización intercelular (en términos coloquiales, serían como ‘emails que se envían las céulas entre ellas para comunicarse’, con el permiso del lector), o también llamados factores de crecimiento (ver tipos de factores de crecimiento (FC) y sus efectos biocelulares en la siguiente Tabla).

Efectos de los factores de crecimiento plaquetarios más conocidos.

PDGF

TGF-β

IGF-I

VEGF

b-FGF

EGF

HGF

PDAF

Mitogénesis

++

+

++

+-

++

+

Quimiotaxis

++

+

++

+

+

Diferenciación

+

+

Angiogenesis

++

++

++

++

+

+

Síntesis MEC (Colágeno, COMP)

Colag+ I

COMP +

Colag+

Colag+ I y III

+

Antiinflamatorio

++

(cortesía de http://www.itrt.es/sites/default/files/download/tesis_isidro_abellanet_-_itrt_2.pdf)

Las plaquetas, una vez son activadas, son capaces de transportar mediadores intercelulares (o citoquinas) y liberarlos en un tejido donde son necesarios o requeridos.

A continuación, imagen de plaquetas no activadas a la izquierda de la imagen superior, y activadas a su derecha; en la parte inferior, se muestra una imagen tridimensional de uno dels factores de crecimiento más importantes, el TGF-β:

(cortesía de http://www.itrt.es/sites/default/files/download/tesi_laia_vinals_2011.pdf)

 

Estos pues, son los elementos que hace posible los efectos beneficiosos del PRP, esto es, un importante acúmulo de plaquetas (plasma enriquecido en plaquetas, un concentrado con mayor número de plaquetas de las que se obtendrían de un mm3 de sangre) que nos aportarán y liberarán miles y miles de factores de crecimiento, entre ellos TGF-β, que producirían un efecto regenerador y, sobretodo, anti-inflamatorio.

 

Obseven el resumen gráfico de estos complejos efectos en la siguiente figura: