Mis Estudios Clínicos

ESTUDIOS REUMAREUS: Artrosis de Rodilla tratada con Plasma Rico en Plaquetas

Artrosis de Rodilla tratada con Plasma Rico en Plaquetas

Desde que se inició la terapia de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) en Artrosis de Rodilla en nuestro centro, se han tratado un total de 15 pacientes (25 rodillas, es decir, 10 pacientes recibieron PRP en ambas rodillas), con una edad de 70.3 años (media), 86% sexo femenino, y con artrosis de gravedad media o avanzada. Todos los pacientes recibieron el tratamiento debido al fracaso del tratamiento convencional (anti-inflamatorios, infiltraciones de corticoide, y, en algunos casos, también de ácido hialurónico). El PRP se obtiene a partir de una fracción de sangre previamente extraída al paciente (como un análisis de rutina) e introducida en la rodilla en 4 sesiones, separadas entre ellas 15 días. El tratamiento completo se realiza en 6 semanas.

La puntuación media del dolor antes del tratamiento era de 7.9 puntos en la escala de EVA Dolor (0-10 puntos), es decir, una puntuación muy elevada y persistnete (más de un año de duración en todos los pacientes).

Medimos la afectación antes y después del tratamiento mediante la escala de WOMAC específica para casos de artrosis de rodilla, que evalua tres parámetros cruciales: dolor, rigidez y capacidad, con medias de 11.2, 3.8, y 30.1 puntos, respectivamente.

Los resultados fueron muy positivos, ya que ya en el momento de la 4ª sesión, la media de dolor por escala de EVA Dolor reflejaba un importante descenso, siendo de 2.4 puntos (descenso del 69%).

En los posteriores controles al 1 mes y 3 meses de terminar las 4 sesiones las puntuaciones de WOMAC mejoraron progresivamente:

-el Dolor en la rodilla se redujo un 56% al 1 mes y un 61% a los 3 meses,

-la Rigidez articular se redujo un  34% al 1 mes y un 61% a los 3 meses,  y

-la Funcionalidad articular mejoró un 41% al 1 mes y un 54% a los 3 meses.

Todo ello se vio acompañado de una ausencia de complicaciones relevantes.

Estos resultados pueden considerarse un gran éxito debido a que los pacientes por primera vez en mucho tiempo conseguían mejoría del dolor y de su capacidad funcional, tras haber fracasado tratamientos previos.

Estos resultados son comparables a los obtenidos en diversos ensayos clínicos, con mejorías absolutas de alrededor del 50% en las puntuaciones del índice WOMAC (véase estudio de Su K publicado este mismo año en la revista Clinical Rheumatology, con más de 80 pacientes https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29388085).

Si comparamos estos resultados con los obtenidos paralelamente en 8 pacientes con la misma situación clínica, pero que optaron por el tratamiento con ácido hialurónico (bajo peso molecular, monodosis), encontramos una mejoría al 1 mes mediante WOMAC del: 12% en la escala de dolor, 15% en Rigidez, y del 5% a nivel funcional. Resultados muy pobres a pesar de que la idea genearl entre la comunidad científica es que este tratamiento también alivia, aunque en mucho menor grado como podemos comprobar, los síntomas derivados de la presencia de una artrosis de rodilla. Los pacientes partían de medias de Dolor de 11.3, Rigidez de 4.7, y Funcionalidad de 41.9 puntos en la escala WOMAC, pero prácticamente los resultados no se vieron alterados en el control 1 mes tras finalizar el tratamiento.

Seguiremos actualizando estos datos ya que el estudio sigue en marcha y ante todo debido a los satisfactorios resultados que hemos observado mediante el uso de Plasma Rico en Plaquetas para Artrosis de Rodilla, pero ambos tratamientos deben ser utilizados de forma más amplia para obtener resultados todavía más fiables.